Para todos los quieren diseñar pero no hacerse responsable del diseño

¿Existe la experiencia del usuario sin usuarios?



En todos los cursos los alumnos lo mencionan en clase. Algunos colegas también. Historias donde el cliente en un diseño ya avanzado insiste en cambios en la estructura de la página o los colores solo por una cuestión de “gusto”. Algunas historias incluyen escenas donde el cliente (o peor aún el jefe) abre photoshop y el mismo empieza trabajar los elementos visuales.

Síntomas: sliders o galerías de fotos que se mueven solos y sin control, Logos gigantescos. Primer enlace de la navegación “Inicio”. Banners invasivos. Fotos gigantescas sin utilidad. Esta situación es imparable por algo muy simple: equipos de “experiencia del usuario” que no ejecutan pruebas de usuario, evaluación heurística, analítica mínima, card sorting, etc. no tienen los fundamentos necesarios para defender su diseño.

No tienes como decirle al cliente que ese slider no le sirve a nadie por que todas las pruebas de usuario que lo podrían demostrar no se hicieron.

Diseño irresponsable sin compromiso con el producto. Señores que leyeron Don’t Make Me Think pero no lo comprendieron.


El arte emociona, motiva, conmueve, trasmite un mensaje personal del autor, se interpreta. Ves una pintura y te gusta, no tiene utilidad práctica. En productos digitales, el diseño podría tener estos atributos, pero además tiene una función. Se utiliza. Es funcionalmente eficaz.

¿Cuanto le cuesta a la empresa que la gente llene el carrito y por una pobre experiencia de usuario no compre nada?


El cliente quiere diseñar por qué no ve la conexión entre el diseño y los objetivos del producto. Asume que si es “bonito” funcionará. El equipo de diseño tiene que hacer un trabajo de educación (y de paciencia) para mostrar que cambios en el diseño tienen consecuencias en el proyecto.

Aquí es donde entran las métricas y las pruebas de usuario. Analizar que funciona y que no.

Pasar de discutir que colores del diseño le gustan al cliente para que apruebe el proyecto a discutir como el diseño apoya las metas del proyecto basado en pruebas es toda una señal de madurez en la organización.

Este es el reto del verdadero diseñador de experiencia del usuario: Pasar de limitarse a aplicar las principios básicos del la usabilidad y diseño a involucrarse en la construcción de experiencias de usuario con el usuario.


Referencias