No hay futuro

Esta industria necesita aprender algo del punk.

I

En 1977 los Sex Pistols lanzaban su sencillo ‘God save the Queen’, una canción protesta sobre la falta de oportunidades para la juventud británica de aquella época y su poca confianza en la monarquía. Esta canción fue un éxito inmediato. Por su letra controversial, la cadena BBC se negó a transmitirla,[1] pero su popularidad la hizo llegar rápidamente al número uno en diversos rankings musicales. El estribillo de la canción era “… No hay futuro, no hay futuro para ti …”.

La juventud de ese entonces interpretó esto como una llamada a la desesperanza: si no había futuro, quedaba conformarse con la situación actual, ya no quedaba más para una generación que había perdido la fe en sus lideres. La filosofía Destroy como norma de vida.

Johnny Rotten luego tuvo que salir a aclarar: el estribillo “No hay futuro” no es un llamado a la desesperanza, sino un llamado a la acción, al cambio. Si no hay futuro, hay que crearlo.

Si no viene el salvador, tienes que salvarte solo.

II

En 2006 Buzzfeed empezó a hacerse conocido por ser uno de los primeros sitios generadores de trafico gracias al volumen de notas con memes, listados de curiosidades y títulos diseñados para el clic. Viralizados a conciencia y apoyados en data, fueron un subidón de tráfico para el sitio. Lo que paso luego es harto conocido: medios creando volumen de contenido para ganar alcance (algunos llegando al borde de las noticias falsas sin ningún pudor)[2], y por otro lado buscadores y redes sociales afinando los algoritmos trabajando por eliminar esta visibilidad[3]. Al caer la visibilidad, se contrata gente que debe generar más volumen a toda costa para recuperar, y los algoritmos nuevamente reducen el alcance, y así sucesivamente.

Buzzfeed no siguió en el juego del volumen: redujo personal y continuó cambiando, experimentando con formatos más allá del pageview. Así, de un momento a otro, pasaron al video por suscripción, encuestas, generación de nuevas marcas (Tasty es un caso de estudio), recomendación de productos e ecommerce. Así las cosas, durante el periodo 2018–2019. se generarán 200 millones de dólares en líneas de negocio que no existían en 2017. [4]

https://www.amazon.com/Tasty-Seasoning-Gift-Set-McCormick/dp/B07QMZP2F9?ref_=ast_sto_dp

III

Los caminos de la experimentación son diversos, ya que usualmente esta es asociada con la creación de algo completamente nuevo y disruptivo. Usando metodologías tipo Design Thinking se puede llegar algo completamente novedoso. Aquí el riesgo es grande y la recompensa también, pero poner en marcha estos tipos de proyectos es costoso en tiempo, gestión e implementación.

Otro camino es adquirir tecnología o servicios y construir sobre estas. Es posible, pero esta limitado a la apertura de la plataforma y también es probable que un proveedor aplique restricciones en razón de mantener su negocio. Felizmente no siempre es el caso, Amazon Web Services es un ejemplo donde los medios no invierten en datacenters, sino arman toda la infraestructura tecnológica sobre la nube. Costo por uso.

La opción recomendada es la mejora continua. Comenzar con lo que se tiene: simplificar, optimizar, quitar, reemplazar y automatizar. Experimentar con un ciclo de implementar > medir > aprender usando procesos ágiles. Es la opción con menor riesgo o si hay poco presupuesto (y en muchos casos lo más realista).

Sea la opción que escoja, la experimentación debería (¡debe!) ser parte del día a día de la industria. En ocasiones ideales será motivada por la dirección de la empresa (si es el caso, aprovéchelo al máximo aunque sera para probar y que ese caro power point no termine en un cajón). En otras veces aparecerán iniciativas desde niveles más bajos de la escala corporativa[5]. Si realmente queremos innovar, estas iniciativas deberían ser evaluadas y darse la oportunidad de experimentar. Fomentar la actitud de resolver problemas a toda nivel debe volverse una actividad natural.

Las opciones están y las metodologías para lograrlo existen, le toca salvarse.


Imagen: Feral kid. Mad Max 2 (1981).

[1] https://en.wikipedia.org/wiki/God_Save_the_Queen_(Sex_Pistols_song)

[2] https://www.goodreads.com/book/show/41742717-no-hemos-entendido-nada?from_search=true

[3] https://www.sistrix.es/blog/google-core-update-septiembre-2019-primeros-resultados/

[4] https://www.niemanlab.org/2019/03/buzzfeeds-jonah-peretti-yes-to-scale-yes-to-platforms-still/

[5] https://www.thinkwithgoogle.com/intl/es-es/insights/los-ocho-pilares-de-la-innovacion/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s